jueves, junio 08, 2006

golondrinas...


Ayer volví a ver golondrinas, estaban bastante cerca, apenas nos separaba una ventana, creí que esos pájaros ya estaban extintos, con ellos recordé tiempos de niña y me entró la nostalgia...

Lo primero que se me vino a la mente fue la típica frase de mi abuelita "un pajarito me lo contó" recuerdo que cuando hablábamos de mi rendimiento escolar ella usaba aquella frase para decirme que debía mejorar mis notas y la calidad de mis deberes, yo creía fírmemente que los pajaritos me vigilaban y le contaban todas mis travesuras, tal vez por eso no hice suficientes "diabluras" cuando niña.

Recordé también al "ratón de los dientes", cuando con mi hermana hacíamos una especie de camino lleno de flores y también una "casa" con la cocina, habitaciones, baño, completa, para que el supuesto "ratoncito" entre y se pasee por el lugar, incluso, una noche, nos amarramos las manos, derecha con derecha, ella dormía en una cama junto a la mía, entonces la primera que se diera cuenta de la presencia de este personaje, jalaría la lana para despertar a la otra y poder ver por fin al animalito... Siempre encontrábamos todo revuelto y pensábamos que el ratoncito de los dientes había tropezado con nuestra "obra maestra"

Pero la fantasía que más decepción me trajo fue cuando hasta rezamos para ser "pequeñitos" supongo que la película "querida encogí a los niños" tuvo mucha influencia, tanto en mis hermanos como en mí, creímos que por "arte de magia" al siguiente día despertaríamos siendo seres pequeñitos, planeábamos bajar por el edredón de la cama despacio para no "matarnos" e ir después a despertar a mi hermano, imaginábamos que las golosinas serían inmensas y nos hartaríamos de comerlas, ya no habría más escuela porque con esa estatura, los otros nioños solo nos pisarían... A la mañana siguiente todo era igual, pero yo estaba triste, había creído tan firmemente que "mis oraciones" serían escuchadas!!

Todo era tan distinto entonces, y bueno, comprendo que las cosas cambian o más bien evolucionan, pero la nostalgia y los recuerdos de todas esas ocurrencias no se me van, ahora ya no duelen, solo están aquí, caminando conmigo, recordándome que tuve fantasías, recordándome que no puedo simplemente dejar de soñar, así sin más...

7 comentarios:

Sou dijo...

los niños perdidos del país de nunca jamás

Hiscariotte dijo...

Y yo que creía que las gaviotas sólo vivían cerca al mar, ¿o es que estás en la playa?

De niño uno cree en muchas cosas, y se tiene la idea de que todo tiene que salir como uno quiere: egocentrismo que le llaman los especialistas. Es chévere recordar, pero personalmente no desearía volver a vivir esa etapa como muchas personas quisieran: prefiero disfrutar de los beneficios que me eran vedados en ese entonces.

Saludos.

Sou dijo...

cuales gaviotas??? estás oyendo visiones...!

Kodama San dijo...

Sou: simón, niña extraviada del mundo real... a veces no más...

Hiscariotte: gaviotas? eu?... no pues así, golondrinas digo!! jajaja

Darth Croxus dijo...

La ficcion es y sera la unica realidad, Kodama-chan...

læ spina dijo...

me encanta....
nko

Anónimo dijo...

OYE NIÑA PORQUE SIEMPRE TE DUELEN LAS COSAS PARECERIA QUE NO AFRONTAS A TIEMPO TUS PROBLEMAS Y HACES TRAUMAS Y MAS TRAUMAS, EN TODOS TUS ESCRITOS VIVES DOLIDA.....LA VIDA ES TAN BELLA PARA ESTAR SOSLO ADOLORIDA SONRIE Y MAS SONRIE......ACERCATE AL SUPREMO, LO HICE YO Y SOY VERDADERAMENTE FELIZ....VIVO LA VIDA NORMALMENTE...

TE LO DIGO CON MUCHO CARIÑO...

cLEO