viernes, diciembre 08, 2006

confesión...

"Te odio amablemente en la tristeza"

Llueve...
Abre los ojos y camina descalza sobre el piso de madera
Cae la noche y no se ven las estrellas
Aparece entre sus fantasmas una sombra triste
de pie...
mirándola sin mirarla...

"Te odio amablemente en la tristeza"

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Será que la vida te lleva a eso??, a odiar con entereza y amar con lagriomas... al menos quierro la esperanza.. y eso es mucho mejor..

palabraserrantes dijo...

Dejar el odio de lado y que amablemente la tristeza siga con sus rastros de sombra hacia otros rumbos...lejos, bien lejos...

Darth Croxus dijo...

A veces el rencor que uno siente de la persona que nos ha herido sigue ahi latente por mucho tiempo buscando la venganza. Odiar no es bueno, pero cuando nos lastiman es inevitable aplicar la ley por tantas lagrimas derramadas, por tantas laceraciones acumuladas.

Es el modo de las cosas, el modo de la Fuerza.

Mi Voz vive en ti

Dorian Gray dijo...

El fantasma eres tu mi kodamita... lo más terrible de vivir es vivir disfrazando lo que al final de cuentas hemos a prehendido a ser... yo soy fuerza... y tu..?
Te miras sin mirarte? qué buscas tú? Es un poco hipócrita "odiar amablemente"... aunque su hermano el "amar violentamente" tiene mucho más valor...

Me agrada volver al ruedo...

Escuché toda la música importante para ti... así que ya es algo mía también...

También te extrañaba... un abrazo, desde la orilla de mis cuentos

Anónimo dijo...

el gato es un ser,
como la noche en un huracán,
como la sombra que nadie
puede tocar.

el gato pasea encima de tu
cabeza mientras duermes,
ronronea en tus oídos palabras
dulces que nuestra limitada
percepción no alcanza a
comprender.

cuando estás triste tus
sentidos parecen abrirse a los
de él.
sólo él entiende que hay
allí detrás,
detrás de esa mirada que
parece fundirse en verdes
lúgubres,
en pequeños bosques de melancolía,
ódiame,
te dirá,
cuando no lo puedas acariciar.
ámame,
le dirás,
cuando ya no esté más.

Anónimo dijo...

El odio de la tristeza siempre está incompleto, para bien o para mal.

Un abrazo.

Mashu dijo...

A alguien le contagié la lluvia... y sigue odiando amablemente, es más interesante que amar tranquilamente.

Mashu dijo...

A alguien le contagié la lluvia... y sigue odiando amablemente, es más interesante que amar tranquilamente.

Anónimo dijo...

sí, la tristeza también sabe odiar, sobre todo cuando llueve.

te abrazo