miércoles, abril 27, 2011

El Diseño Gráfico y yo

Jamás he festejado ni me han festejado el día del diseñador gráfico. Pero hoy, en twitter, me andaban felicitando y me quedé como emocionada, jejeje.

No es secreto para quienes me conocen que yo escogí la carrera de diseño gráfico porque en el instituto donde entré a estudiar, el pensum de estudios, era mucho más artístico que en las universidades, de paso, en las universidades donde había diseño, que me parece que solo eran dos, daban matemáticas y yo quería huir de esas materia (no sé porqué si no era mala, solo decía que no me gustaba). Yo la verdad quería seguir artes plásticas, pero mi papi me dijo "te vas a morir de hambre" (y yo quizás era demasiado inocente como para seguirle la contra y empeñarme en hacer lo que quería), así que en base a los trabajos que tenían expuestos los alumnos del IAVQ, me decidí y entré a esa institución.

Fuimos el curso "experimento", pasamos de un pensum de estudio sumamente creativo a otro mucho más ordenado. ¡Disfrutaba mis clases de dibujo artístico!
Tuve la suerte de entrar a hacer pasantías y quedarme trabajando en una empresa donde hacía lo que estaba estudiando, diseño gráfico, así, estaba muy actualizada con mis conocimientos, y si, es otra cosa cuando uno entra a trabajar en esto, definitivamente, al menos para mí lo fue, en el estudio como que uno (mi curso, en especial) no lo tomaba en serio, pero ya el trabajo, eso tenía que ser bien hecho y no había otra opción!.

De 21 alumnos que entramos, nos graduamos 3. De estos tres, uno tiene su agencia, creo que con alguien más o algo así. El segundo está estudiando comunicación social. Y yo, que tengo mi pequeña y modesta oficina en mi propio departamento (que no es mío sino del dueño de casa, porque es arrendado).

Jamás tuve buenos jefes, nos hacían firmar contratos con hojas de renuncia sin fecha. Nos hicieron como 3 contratos en casi tres años, de tal forma que jamás tuve mis vacaciones. Nunca me pagaron mi liquidación en ésta empresa, de paso. Luego en otra, yo no sé qué pasó que jamás me dijeron que hacía mal las cosas, nunca un solo llamado de atención y de un día al otro decidieron que ya no me querían adentro y me "sugirieron" que renuncie, así que, en vista de eso y otros problemas personales si, renuncié... luego otras por ahí... y finalmente la más víbora de todas... ella si fue del terror, tenía pesadillas con esa señora por al menos dos semanas luego de renunciar! Ella me daba "consejos" como "tienes que quitarle toda la plata que puedas al chico con el que estás para que sepas cuánto te quiere"... y se decía la muy religiosa, y la tan religiosa vivía con el novio así sin casarse, jajaja. Ay, si, ella fue la peor de todas.

Finalmente hace tres años por fin me decidí y me puse oficina. No han variado mucho los mal genios por los cambios de última hora ni los apuros por los artes que necesitan "para ayer", cuyos datos son siempre lo último que envían y con faltas de ortografía!. Pero soy dueña de mi tiempo, trabajo cuando me da la gana, y cuando no, me puedo pasar aunque sea rascándome la barriga. Gano mucho más que cuando tenía jefes, porque encima pagaban mal para todo lo que exigían y el tiempo que se les dedicaba.

Y ya, me hicieron recordar cómo empecé mi carrera y porqué la escogí.
A todos esos chicos y/o chicas que andan pensando en seguir diseño gráfico, les diré, no tienen que ser maestros dibujando, solamente sentir que realmente tienen vocación y la suficiente paciencia para llevar a cabo la finalización de la carrera y luego la ejecución de todo lo aprendido en "el mundo real". Tendrán días malos en los que no van a dormir, sufrirán dolores de espalda frecuentes, con el tiempo tendrán que usar lentes por pasar tanto tiempo frente al computador; les dirán que cobran muy caro y a veces escaparán de arrancarse los pelos o hacer quién sabe qué desastres al descifrar las cosas sin sentido que "pide el cliente", pero si ya se metieron en esto, no queda más que seguirle, y hacerlo con ganas, porque igual, cuando les paguen, podrán hacer con ese dinerito lo que les plazca y ustedes solitos! (o bien acompañados/as).

No olviden que nosotros, los diseñadores, tenemos la ventaja de que al acabar la carrera, podemos ser free lance, no necesitamos tener jefes ni depender de ellos. ¡Todo es cuestión de arriesgarse un poquito! Solo necesitan una computadora, internet y ya! Pueden trabajar desde cualquier lugar del mundo!

Me despido dejándoles la foto que edité hoy, como para finalizar el post :)

Mi fe es a color

5 comentarios:

Analia dijo...

Hijole creo que somos algunos los que no pudimos estudiar lo que queriamos pero como tu dices en lo que estes toca ponerle ganas.. pues yo acabo de leer tu post asique atrasadito FELIZ DÍA ..!!! me gusto mucho tu foto :)

sengvou dijo...

Bon Yorno Kodama Sammm... Pos que te diré, ser diseñador como tu dices fue lo más parecido que encontré par no serun desadaptado y mísero artista jeje. Y lo que describes en tu otra publicación es un pastusito cierto? si es así felicidades...
Saludos.

fgiucich dijo...

La mejor forma de sobrevivir en la jungla laboral es trabajar en forma independiente. Es difícil, pero se vive de otra forma. Felíz día (mejor tarde que nunca) y preciosa foto. Abrazos.

Kodama San dijo...

Analia: Gracias!! y gracias atrasadito también, jajaja. Bueno, de todas maneras en algo si tiene relación mi carrera con lo que quería estudiar, y bueno, ya habrá tiempo luego, tal vez, al menos para seguir algún cursito divertido de artes plásticas, quién sabe, jeje.

Sengvou: Sip, aunque quién sabe, hubiéramos sido artistas bien reconocidos, pero eso si, bien fuera del país, como les pasa a la mayoría de acá, jejeje. Gracias y saludos de vuelta!

Fgiucich: Eso si, uno se "saca la madre" por lo que es de uno y no por otro que lucra de eso. Gracias!! :D

David Nicolalde dijo...

muchas felicidades Joy, jeje, te faltó citar que ahora soy un magnate exitoso, q tengo tres yates, dos jets y diez autos deportivos, JAJAJAJJAJAJAJAJA