viernes, agosto 19, 2011

Las cosas no siempre son como se planean...

A veces son mucho mejores que eso :)

Finalmente, aunque no tengo mucho tiempo para escribir estos momentos, me siento con mucho ánimo para contarles que ya nació mi bebé.
Un varoncito muy lindo, al inicio con cabecita en forma de huevo, resultado del parto normal. Se llama Joaquín Antonio. Midió 48,5 cm al nacer, pesó casi 7 libras, es AB positivo.

Nació muy rápido. Yo había tomado clases de psicoprofilaxis y me habían explicado que casi todas las primerizas se demoran mínimo 8 horas en dar a luz, y puede durar hasta 18 horas, ya que el cuello del útero debe dilatarse un centímetro por hora, como un estimado. Decían que las primeras 5 horas no duelen nada, que va a haber un tiempo en que no me halle en la cama, me indicaron posiciones para estar ahí esperando a que llegue la hora, que si me dan dolores de espalda el marido haga tal o cual cosa, que hasta lleve una revista para "entretenerme" hasta que llegue el momento!! En fin!! Me indicaron muchas cosas.

Y no, las cosas no fueron así, al menos no para mí. Mi cuerpo se portó muy sabio conmigo durante todo el embarazo, y mucho más en el día del parto. Es increíble cómo trabaja mi organismo, estoy muy agradecida con la sabiduría de mi cuerpo! El día que nació Joaquín, domingo, en esa madrugada tuve unos pequeñísimos dolores como de cólico, digamos que eran contracciones muy leves, cada media hora más o menos. Una vez que amaneció llamé al ginecólogo y me dijo que vaya a un chequeo por si acaso. Desayunamos muy rico y bastante, con el maridito, como todos los domingos y salimos sin prisa, pero por si acaso llevando la maleta, la cámara y demás cositas por si nacía ese día el bebé. Pero yo fui muy convencida de que mijo nacería en agosto, el lunes al menos.

Llegamos y el dr. me examinó. Todo estaba bien, aunque había una secreción "extraña" que mandó a examinar en el laboratorio, por si tenía algún resto o rastro de líquido amniótico. Los resultados entregarían en el lapso de una hora. Desde las 11 am. me empezaron contracciones un poquito más seguidas, pero todo estaba bien. Al medio día fuimos con mi neguito a retirar los resultados y caminé poco menos de tres cuadras, tenía contracciones soportables, respiraba y luego ya pasaban, todo bien.
Cuando el médico revisó los resultados, negativo, no había restos de líquido amniótico, así que como quien dice podía ir no más a la casa. PERO, por si acaso me volvió a examinar, y dado que me aumentó la frecuencia de las contracciones, me dijo que vayamos no más a la clínica ya para internarme. La clínica igual, a poco menos de tres cuadras. Llegamos como a la una de la tarde y si, seguían aumentando las contracciones, pero eran soportables. El médico se fue a almorzar para quedarse toda la tarde y noche, hasta que yo de a luz.

Una vez en la habitación, mientras el interno de turno me tomaba los datos para la historia clínica, sentí un "poc" dentro y comenzó a salir un montón de "agua" Si, pasó eso que se llama "romper fuente". Y allí el ritmo e intensidad de las contracciones se incrementaron.
Decían que la hora de parto sería para la noche, estimaban que para las 7 pm. Llegó el ginecólogo, me examinó, dijo que estaba dilatada 2 centímetros.

Las contracciones seguían, cada vez mucho más fuertes, casi no tenía tiempo para recuperarme. Luego sentí el llamado "pujo". Mi mami que me acompañaba también, ya vio la cabeza de mijo y alarmada se lo comentó al doctor que no creía hasta que también la vio luego de examinarme. En apenas 20 minutos, sin ningún medicamento de por medio, había dilatado los 8 centímetros restantes y estaba lista para dar a luz. Todo el personal que estaba ese momento de turno se alarmó, les puse a correr, la verdad, recordando ahora como fue todo, me da muchísima risa. No encontraban las llaves de la sala de parto, casi no alcanzan ni a vestirse, eso del aseo y los guantes por poco y no hacen, mijito casi nace en la misma cama de la habitación! jajaja. Yo esperaba que me pase como cuando en la tv asoman escenas en que le dicen a la señora "puje, puje!!" Y nada :S Es decir, yo no tuve que hacer prácticamente ningún esfuerzo, mijo nació casi que solito, ese tal pujo vino solo, un momento me dijeron "puje" y respiré para pujar y mientras lo hacía ya salió mijo, jejeje.

Mientras me llevaban a la sala de parto yo iba con los ojos cerrados, me tuvieron "con las piernas cerraditas" esperando a que estén listos en la sala, porque sino mijo ya nacía más antes. Fue a las 3:25 de la tarde cuando Joaquín salió, sentí una paz, un alivio!, por fin el dolor se había acabado... ufff!!. La pediatra llegó un poco mas tarde, es que casi no llega tampoco, todos estaban sorprendidos de lo rápido que fue mi parto para ser primeriza! Prácticamente me demoré solo tres horas!!

Sentí clarito cuando mijo coronó, cuando salió su cabeza, la vuelta que le dio el médico para sacarlo y cuando salió uno de sus hombros, el resto salió por añadidura. Me desgarré un poco, grado uno, dijo el médico, claro que eso del desgarro no se siente nadita ese rato. No me dolió ni un poquito la espalda, que era lo que más me temía. Como todo fue tan rápido no hubo tiempo de pensar en que algo saldría mal, y eso fue mejor, de todas maneras yo estaba, durante todo mi embarazo, convencida de que todo saldría muy bien.

Jamás me voy a olvidar del día en que nació mi Joaquín. No quiso esperar ni un día ni minutos más, quiso salir pronto y casi sin mi ayuda!

Hoy tiene 19 días de nacido. Es un cagón y un tragón. Tengo hartísima leche, eso es bueno, pero por otro lado, tengo demasiada y hasta me toca dar a los perros porque no sé qué hacer con ella. Ya tengo congelado bastante, pero ya no me queda espacio en la nevera como para seguir congelando lo que sobra... Me han contado de bancos de leche y hasta ofrecido fundas para congelar la leche; pero lo de los bancos de leche, no sé si reciban de poco en poco y para ir a dejar de poco en poco tiempo no hay... Lo de las fundas, pues en serio mi nevera es enanísima, no me queda espacio para guardarlas!

El marido le da de comer a la madrugada, aunque igual yo me despierto porque el marido actúa medio dormido, jajaja.

Me gusta mucho darle de comer a mijito, huele muy rico, excepto cuando se caca, jejeje. Es muy suavecito, sus manitas son lindísimas, es tan frágil!

Este rato es la hora de su baño, y luego le doy la teta y se queda dormido. Mi mami ha cuidado muy bien de mí, de mijito, y hasta del marido estos días. Cuando cumpla los tales 40 días no sé cómo me organizaré para alcanzar a hacer todo lo que hay que hacer. El neguito tendrá que ayudarme mucho más, porque aunque trabajo desde casa, igual tengo que trabajar y no puedo dedicarme solo a las labores del hogar ;) Ya veremos cómo nos vamos a organizar.

Cada día aprendo más cosas, cada día me siento un poquito más hábil para manejar a mi hijito.

Y esto fue todo, no pude contarles con lujo de detalles cómo fue el día del parto, porque me hubiera tardado mucho más. Lo que si les diré, es que causé sensación en la clínica, el interno y las enfermeras comentaban sobre mí en el lugar, que fui demasiado veloz, decían! y lo comentaban bastante!

Ahora faltan otros planes por cumplirse y espero que todo nos siga saliendo bien.

Les dejo, hora de bañar a Joaquín.
Un buen fin de semana!!

5 comentarios:

Elizhah dijo...

Preciosa Kodamita felicitaciones por esa criatura bella... Ya me imagino a Fabian en esas "lindas" madrugadas, muchas bendiciones para esa hermosa familia... ¿Será que lo destronaron a mi bello Zeus?

sengvou dijo...

Felicidades Sra. kodama, de corazón :)

Kodama San dijo...

Elizhah: Si pues, "liiindas" madrugadas, jajaja. Zeus si ha sido destronado un poco... más bien un poquito más, si ha de sentir distinto, y por eso anda algo agresivo con los perros de mi mami, jeje. Gracias :D

Sengvou: Gracias!!! de corazón también, jeje.

luciérnaga dijo...

Joha.... Qué lindo y emocionante ha sido leerte en el proceso de llegada de tu hermoso Joaquín... Yo estoy también ya en la recta final y sí pues, llena de dudas y de expectativas de cómo será ese gran día, pero como dices, nada siempre es como se planea, sino como tiene que ser no más... Ellos saben cómo quieren y deben aterrizar en este mundo de mortales... Besos y disfruta mucho de esta linda etapa, ya mismo te alcanzo!!!

Kodama San dijo...

Gio!: Definitivamente todo saldrá bien cuando tengas a tu beba, yo tenía metido en la cabez que todo saldría bien y por un lado fue mejor que sea todo tan rápido, así no tuve mucho tiempo para pensar que algo saldría mal o preocuparme por cosas que ni iban a pasar, jejeje. Así que tú tranquila, duele, pero si, luego ya pasa. Un abrazo!