jueves, diciembre 29, 2005

Había una vez...


Ella entró al baño, y mientras estaba ahí, percibió que a través de esa puerta, con persianas de madera, alguien vigilaba sus movimientos, se sintió atrapada y tuvo miedo.
Cuando abrió la puerta y se disponía a salir, ahí estaba él, la tomó de la mano, jalándola, de modo que se acercara a su cuerpo, la arrojó a la cama y se puso sobre ella, mientras la manoseaba y besaba, le metía la lengua, la apretaba con su peso, la rozaba con ese bigote que luego ella tanto odiaría en los hombres… ella gritaba, pedía ayuda, estaba a punto de llorar… Él la soltó, no dijo palabra alguna… solo la dejó ir, ella estaba aterrada, y sin embargo, no fue capaz de decírselo a alguien, guardó aquel secreto dentro de su cabeza…

Desde aquel incidente ella tenía siempre pesadillas, incluso, se masturbaba en silencio, sin saber porqué, sin saber lo que hacía, solo quería sentir esa sensación de calor puesto que le agradaba tanto, besaba a sus muñecos en la boca, con la lengua, su cuerpo había despertado una curiosidad que era reprimida por la época, el lugar… la edad…

Una noche, en la cama de su hermana, mientras ésta dormía, le desabotonó la pijama de los moppets babys y tocó los tiernos pezones, que apenas empezaban a crecer… miró cómo su hermana se movía y se asustó, sin embargo, eso no impidió que la siguiera tocando, metió la mano bajo el pantalón y sintió una gran cantidad de bellos… eso era tan nuevo… entonces se acomodó sobre ella y sintió de nuevo ese calor… hasta que entró el Padre de ambas, a la habitación, y tuvo que ir corriendo a su cama…

Mientras iba pasando el tiempo, una serie de pensamientos y sensaciones la invadían, ella poco a poco fue entendiendo lo que pasaba, supo que lo que hacía se llamaba masturbación.

Llegó la adolescencia y los chicos también, conoció lo que realmente significaba un beso. Empezó su relación más larga con un hombre que la hacía sentir cosas diferentes a los demás, ella se creía libre, una paloma, una princesa, pero todo fue un cuento… tuvo su primera vez con él, se arrepintió toda la vida, ya que eso también le llegó demasiado temprano…

Ella no entendía lo que su cuerpo le pedía, el cuerpo es débil le decían… y se dejaba llevar cada vez; no se cansaba, luego el pudor desapareció, también el cargo de conciencia… Un día, se dio cuenta de que ese hombre, no era más que un cuerpo, un sexo, un extraño… se alejó de él, y fue encontrando más y más extraños, hasta llegó a sentir que el sexo sería siempre lo más importante… no importaba con quien, solo que sucediera…

Años mas tarde, en aquel cuarto blanco, después de que la enfermera de turno ser marchó con la medicina que no quiso tomar, entre pensamientos, recuerdos, palabras, nombres… descubrió que la causa de ese temprano despertar sexual en su cuerpo, de ese deseo interminable por sentir la carne y el sudor de un hombre, fue cuando su tío la arrojó a la cama y la manoseó entera… a la edad de 5 años… Vislumbró cómo cambió su vida desde entonces… y qué tarde fue a darse cuenta…

3 comentarios:

Darth Croxus dijo...

hay cosas que son muy nuestras y te entiendo. ya sabes lo que pienso.
cuando te vea te dire uno de mis secretos
la verdad eres importante para mi.
me importas no sabes cuanto.

Atrapasueños dijo...

Es un post muy profundo, vale la pena leer cosas con sentido y pensar en lo complicadas que son las cosas a veces para todo el mundo...
Feliz inicio de año

Anónimo dijo...

Que pena no hayas comun icado este asunto a tus padres y hayas callado tanto; sinembargo un profesional medico sabra sacarte de ese recuerdo si tu lo quieres ( sicologo ) Es cobarde seguir actuando mal por la vida por no asumir el reto simple de hablar y conversar....debes hacerlo con la prsona adecuada mas no en estas lineas para otros, solo das pautas de lo que haces y les indicas estar presta a que ocurra con los que aqui escriben o te leen se estaran aprovechando tanto de ti y tu...eres o te haces la ingenua?.....
pareces tonta chica.... debes ser simpática pero sin sesos.....que pesar....