viernes, enero 20, 2006

Tami...


Tami era una chica alegre, ella se creía mariposa, viento, princesa, su ojos tenían un brillo como el que solo puede encontrarse (por alguna extraña razón) en los niños.

Un día, su novio le dijo que se quedara tranquila, que confiara en él, como tantas otras veces lo había hecho, que él se encargaría de solucionar aquel asunto…

La prueba casera dio negativo, por lo que para los dos fue un gran alivio, mucho más para él… sin embargo lo que tenía que llegar no llegaba…

Pasaron los días y él decidió llevar a Tami a un especialista. Cuando llegaron al lugar, ella entró al consultorio y se acomodó tal cual le habían indicado. Su novio se quedó platicando con el doctor en el pasillo.

Cuando entró el doctor le inyectó cierto tipo de sustancia líquida en el brazo derecho, inmediatamente después, una sensación de embriaguez recorrió por entera a Tami, la voz del doctor se hacía cada vez mas lejana y la luz… esa luz en los ojos no hacía más que estorbarle, no podía mover sus extremidades, su cuerpo no respondía; en su estado de conciencia-inconsciente le pareció sentir que el doctor la revisaba, que metía los dedos en su vagina y la tocaba… hubo un momento que hasta creyó sentir un miembro duro penetrándola… luego ya no escuchó sonido alguno y la oscuridad llenó el lugar…

Horas después, abrió los ojos, era de noche, se encontraba en su habitación, sintió frío… trató de recordar lo sucedido… se sentó en la cama, entonces sintió algo caliente entre sus piernas, al mirar descubrió sangre… el vientre le dolía, se recostó, de modo que abrazaba su propio cuerpo… se quedó dormida…

Al día siguiente despertó triste, tenía los ojos vacíos, como un llanto profundo en la mirada… supo que la persona en quien se había apoyado tanto tiempo, la había llevado con un asesino… comprendió el porqué del sangrado, vislumbró lo que había perdido… Una nueva vida llena de odio había nacido para ella, una muerte-vida…

Con el pasar del tiempo, las pesadillas eran más y más frecuentes, Tami dejó de ser mariposa, princesa, viento, nunca más volvió a ver a su novio, nunca más volvió a confiar en la gente… nunca más volvió a sonreír…

8 comentarios:

Darth Croxus dijo...

hay cosas que no se olvidan tan facil
es doloroso
solo puedes compartirlo con la gente que quieres

Khalil dijo...

Buena historia. Recuerdo haber escuchado de varios casos casos así. Buena la foto.

Anónimo dijo...

Querida amiga cuando necesites de alguien q te escuche call me.
t quiero mucho kodama.
R.S.G.D

Atrapasueños dijo...

Un solo momento puede cambiar tu vida para siempre, las marcas quedan pero el camino es largo, solo hay una persona en quien se puede confiar: tu mismo... y a veces hasta esa persona falla.

Stalin Ulloa dijo...

En verdad una muy buena foto, sobre todo para tratar este tema.
Hay decisiones de vida que son muy duras, hay otras decisiones que definen una vida, o que terminan con la misma.
No tengo nada contra el aborto, más si lo encuentro repudiable cuando la decisión no es mutua, pues cualquiera de los involucrados podría tomar a cargo a la nueva vida, y por otro lado es la mujer quien más tiene por perder.
Pero al final, las lágrimas secan, las heridas sanan, y a los recuerdos, a los recuerdos siempre los podremos guardar en un lugar donde resulten menos dolorosos.

HecToR dijo...

como siempre escribes super que bien amiga

Ricardo dijo...

en alguna letra de una canción escuche, me arrepiento por no haber parido a todos los hijos que tuve.
oye, yo no sabia que tenias un blog paralelo, esta muy bonito. qué casualidad, yo conozco a una tammy, pero no se parece en nada a la de la historia.

Anónimo dijo...

best regards, nice info Callcenters from home Saab part and accessory mitsubishi Diesal jeep Used computer sale Nude classic models grande ocean marriott timeshare resale Installment payday loans with no telecheck Acne + sulfur + prescription mesotherapy before and after flowers Forex 2btechnical 2banalysis