lunes, enero 09, 2006

Tu ausencia...


No creí que fuera a afectarme de este modo tu ausencia. Me bastó con leer la carta que era para ella, y mientras lo hacía, fueron bajando lentamente varias lágrimas por mis mejillas, y, creo que hoy me he dado cuenta "recién" de que no estás más con nosotros. Y lo confieso, te extraño!, me hace falta por lo menos tu mal genio, tu mirada de desaprobación, hasta el repetirte las cosas una y otra vez hasta que me entiendas, tu rostro, tus ojos de alegría cuando abrazabas a tus nietas... me haces falta...
Aunque nunca pudiste entenderme, ni yo del todo a ti, aunque algún día hasta llegué a decirte que te odiaba, aún pese a todo, descubrí cuánto me ha venido doliendo tu ausencia, y cuánto lo he estado ocultando incluso de misma, escondiéndome de mis propios pensamientos...
Te extraño... papi...

5 comentarios:

Darth Croxus dijo...

no te sienta sola, recuerda que alguien esta contigo hasta que el cuerpo aguante

Stalin Ulloa dijo...

Las personas nunca nos abandonan, siempre viven en nuestros recuerdos y en nuestra acciones, a veces extraño ver a mi madre, pero vale la tengo siempre junto a mí.

læ spina dijo...

extrañar duele pero es necesario a veces, sólo así te das cuenta de lo importante que has perdido.
nko

Anónimo dijo...

por ello jamas debemos decir a las personas que las odiamos porque su ausencia nos duele mas si recordamos lo dicho.---Ningun padre o madre se merece el odio de los hijos..TREMENDO ERROR, ELLOS NOS AMAN INCONDICIONALMENTE Y NO SE DEBERIA DESEPCIONARLOS JAMAS

Anónimo dijo...

Keep up the good work film editing classes