martes, enero 30, 2007

poco...

Ni siquiera es el imsomnio de noches pasadas, más bien es un deseo de sueños rotos, realidades de verdad, comienzos nuevos, finales distintos. Tener la certeza de que algo estará ahí por largo tiempo, así no dure para siempre.

Entender lo que espera al cruzar la puerta, cobijarse con la luna mientras ese mundo de fantasía regala personajes inimaginables que hablan y se mueven por sí solos, que sonríen, lloran, odian y se alimentan, esos seres que se desvanecen al sentir el calor de los primeros de los rayos de sol...

Comienzos nuevos... finales distintos. tratando de pensar que nada dura para siempre...

15 comentarios:

Atrapasueños dijo...

entender lo que nos espera es una cosa, pero poder saber que será es mas complicado

Darth Croxus dijo...

Somos dioses, somos demonios, cuando cerramos los ojos y hacemos lo que se nos antoje, hasta la llegada del ciego dia.

Ingeniador dijo...

Las cosas que duran para siempre no pertenecen a la humanidad

Kodama San dijo...

atrapasueños: será que es así siempre? digo, a veces las cosas que pasan son producto de alguna acción...

Darth Croxus: del ciego día?

ingeniador: a veces creo que es por eso que la vida de unos se alarga, para mantener vivas ciertas cosas hasta morir.

Ingeniador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ingeniador dijo...

Precisamente, más allá de la muerte no existe la humanidad

Hiscariotte dijo...

Es un poco pretencioso hablar de finales absolutos; los finales son siempre abiertos, incluso el de la muerte.

Un abrazo querida Joy.

flakito lindo dijo...

Qué lealtad la tuya, Joy. Me ha gustado pero es un poco de miedo por el cementerio.

Un gran abrazo.

Darth Croxus dijo...

Los recuerdos que duran para siempre no pertenecen ni a la humanidad, ni a los santurrones, sino a los demonios: Mas allà de la muerte està la libertad, la humanidad es subjetiva.

Kodama: El ciego dia es el dia que alumbra a los comunes, que no son capaces de ver vas allà.

Màs pedante que vos. dijo...

noto un optimisto en esta prosa, de que diablos importa si la vida es larga o corta, hay que aventurarse y vivirla!!!

Vale la pena jugar a ser otros, intentarlo de nuevo, caer y levantarse. Tu texto, mi fiel Kodama, me recuerda a un texto del existencialista Albert Camus, en donde en su libro, 'El extranjero', la madre del protagonista a pesar de ser muy vieja, intenta en sus ultimos años a jugar de nuevo, a tener un novio, y a grabar nuevos recuerdos...

y te pregunto ¿y porque no? no encuentro respuesto.

¿y porque si? porque vida solo esta conocemos!!! Hay que Ser ante todo, la cuestion del Ser o no Ser, es estupida y audaz a ala vez.

Ludovico dijo...

Pues, simplemente, nada es para siempre

Kodama San dijo...

Hiscariotte: un final no es siempre absoluto???

Ingeniador: entonces, qué es lo que hay?

más pedante que vos: También noté optimismo luego de escribir ese texto cortito. Creo que las cosas han mejorado mucho, y tienes toda la razón "hay que ser ante todo" Definitivamente recuperé el equilibrio y la energía ha vuelto a mí con mucha más fuerza y rapidez que cuando se fue.

ludovico: lo sé, pero, tal vez el amor, cariño, o como se llame, que uno siente por un padre, una madre, un sobrino/a, hermano/a, etc. sí sea para siempre, más bien, "hasta que la muerte" llegue.

Ingeniador dijo...

lamentablemente no te lo puedo decir, porque sigo siendo humano

Hiscariotte dijo...

No, siempre hay la posibilidad de reabrir el caso, por decirlo de alguna manera. El hecho de que queden los recuerdos ya dice bastante, ¿no crees?

Nika dijo...

la puerta de iniciación, esa que cuando se atraviesa nos deja huellas duraderas en el alma, por lo tanto necesitamos reinventarnos.

abrazos