viernes, octubre 05, 2007

ay los hermanos...

Mi hermana se muda máximo hasta el sábado, definitivamente me afecta su tonta desición, por las circunstancias, por el tiempo, por las razones... (hoy si haré de esto mi "querido diario")

No entiendo porqué a algunas personas les gusta auto lastimarse. Alguien me habló de la teoría de "la mujer condicionada", una mujer busca en su pareja ciertas características negativas que encontró en su padre, más que todo de forma subconsciente. Sin embargo, muchas mujeres pueden romper ese "esquema" esa cadena interminable de "fracasos" y confrontar esas carencias.


No puedo entrar en su cabeza y hacerla reaccionar. No entiendo que la lleva a hacer lo que hace, mis padres no han sido lo mejor del mundo en ciertas ocasiones, (sin embargo, si volviera a nacer y pudiera escoger de quién nacer, quisiera que fuera de ellos), pero, llega un punto en que no te importa más lo que haya sido, lo que hayas tenido que padecer, que te convences que sin eso no serías lo que eres, al fin de cuentas, por más cosas malas que pasan uno es lo que es gracias a eso, uno es el conjunto, la reunión, el cúmulo de las tristezas y alegrías que ha ido recogiendo en el camino. "Quien no es feliz ni se supera donde está no lo será en ningún otro lugar"

La casa quedará vacía de sus gritos, de sus voces, de sus juguetes, habrá un orden tal, intolerable, y entonces entenderemos que se han ido. Su casa estará con demasiado ruido y muchas veces soledad entre cuatro paredes, quizá mucha tristeza y peleas, y entonces entenderás (ojalá) que ya no podrás regresar.

Va creciendo mi intolerancia a la gente necia. El "futuro" se acerca cada vez con mayor velocidad. Solo tengo miedo de perder personas que amo, y quizá un día esas personas puedan ser felices también...

3 comentarios:

itoitz dijo...

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.
Todo el mundo acaba por sentirse dichoso alguna vez...
Abrazos.

Albián Pinzón dijo...

todo es cuántico en este mundo... y en el otro, también

Darth Croxus dijo...

Menos mal que me llevo bien con mi hermanita.