viernes, septiembre 18, 2009

Más cosas de la infancia

Siempre pensé que desde niña llevaba la música adentro, "en las venas".

Mi mami ponía sus canciones en el equipo y no me gustaban nada; en el día no escuchaba ni la radio sino pasaba o jugando con mi ñaña o con alguna canción de Plaza Sésamo en la cabeza...

Para tercer grado me cambiaron a otra escuela, y en el bus de las "señoritas" que venían desde Machachi, solo se pasaban escuchando salsa, osea, esa salsa que ahora es más bien "clásica", en la mañana y la tarde, el mismo cassette se repetía una y otra vez. (¿Será que eso explica mi fascinación por este tipo de música? ¡¡Solo una buena Salsa me levanta el ánimo!!)

Como ya sabía leer y escribir desde hace rato. Cuando escuchaba una canción que me gustaba, lo que hacía era anotarla en un papel, para "no olvidar la melodía", y ¿saben cómo es que yo la anotaba? No sabía ni quién la cantaba, ni el nombre de la canción, ni la letra!, así que escribía "la lala lalalala la lala" jajajajajaja!! Y claro, luego abría el cuaderno para ver si la tenía de nuevo en mi cabeza, y qué creen? sif... eso mismo, ya no me acordaba más :(

Mi abuelita Piedad nos enseñaba algunas canciones en el piano a mis hermanos y a mí. Pero de los tres, yo fui quien mostró más inclinación hacia ese instrumento. Ella solía incluso "entrenar mi oído"; tocaba "do re mi fa sol la si" en el piano, y yo escuchaba... luego, tocaba solo "do" yo tenía que con mi voz hacer sonar tal cual lo que oí "dooo", y así, todas las notas, primero en orden, luego ella tocaba cualquier tecla y yo tenía que saber cuál había sonado.

Creo que de los 10 a los 13 años me inscribieron en clases de piano en las tardes con una profesora rusa. Quien se moría de las iras porque no me gustaba leer las partituras sino tocar luego de ella lo mismo que escuché inicialmente, osea, al oído.

Lo que no me gustaba era ser el centro de atención cuando llegaban las visitas... arghhh," que menganita te quiere oir, que venga mijita, a ver, enséñeme, no pues, otrita, ¿porqué solo una?, eeso, así bravooo!!". ¡Qué chimbo es eso!. Que en esas vacaciones yo quería ir a clases de pintura, pero no, tiene porque tiene que ser de piano... Entonces las clases de piano se volvieron un martirio, y perdí el gusto a eso. Tonta razón, pero bueno. Lo dejé.

Hoy me acordaba de eso, porque pienso que si hubiera seguido con el piano quizás no me hubiera ido mal, no hubiera dado conciertos, ni hubiera tenido mi grupo, ni hubiera sido famosa, pero tocarlo, era definitivamente relajante, cuando estábamos solo mi piano y yo :)

Bueno, a seguir trabajando!!.

14 comentarios:

Kyra dijo...

Que bonito es recordar no? Recuerdas aun tus lecciones de piano? nunca es tarde para regresar!

Un abrazo Kodamita

Chaulafanita dijo...

yo si creo que hubieras sido famosa :)
Estarías dando conciertos por Europa jejeje y yo ahi atrás comprando tickets para aunque sea verte de lejitos y hacerte de la mano aun a sabiendas de que no me pares bola jajaja..
Si, es bonito pensar en que hubiera sido si...

Un besito.

F. dijo...

Jajajaja, lo de escribir la "letra" de las canciones no me habías contado.

¿Si te compro un piano te pondrías nuevamente a practicar? :)

JVV

MulDR dijo...

Curiosos los caminos que nos llevan a un blog.

Yo no he tenido ocasion de recibir clases de piano (ya me habría gustado), pero mi abuela (con alzheimer) llegó a olvidar quien era pero nunca olvidó una canción.

Ahora que ya no está, agradezco sus canciones porque es una forma de no olvidar su voz.

Bonito blog :)

Azul cielo dijo...

Hola Kodamita, me ha gusta este post, admiro a toda persona que sabe tocar algún instrumento pero los que más me gustan son el violín, el piano, el saxofón y la guitarra.
Imagino que si tuvieras un piano cerca, te lanzarias a tocas alguna canción verdad?? yo creo que eso nunca se olvida del todo, como cuando aprendes a manejar la bicicleta, nunca se olvida ;o)

Saluditos

Nadia dijo...

esa propuesta del marido creo que no deberías rechazar, si te gustaba tanto, ahora sin presión puedes tocar al oído todo lo que quieras....

GuAmBrA LoCo dijo...

la musica es el arte mas directo, entra por los oidos y se va al corazon...

eso de la salsa es como reflejo condicionada imagino....creciste con eso...

Juan Pilas dijo...

Kodama, lo del piano es un trauma de los padres, TODOS ( me incluyo ) piensan que les hubiera gustado tocar un instrumento, por lo cual si pueden le chantan su trauma a las hijas y las mandan a tocar el piano, yo hasta compré uno, y el chiste sale bien caro, mi hija se sabe bien 4 canciones. La chica toca mas bien de mala gana y la verdad es que cuando voy a un restaurante y hay un piano, el pianista luce cansado y aburrido. Solo el otro día me conmoví, en el Hotel Quito tocaba un pianista ciego y lo hacía bastante bien.

Kodama San dijo...

Kyra: Si me acuerdo aún fragmentos de algunas canciones, no mucho, la verdad ni la mitad de lo que aprendí, siii, es lindo recordar :)

Chaulafanita: Jajaja,yo creo que si yo hubiera sido famosa no te hubiera ni conocido ni me hubiera casado! jajaja. No, la verdad no me gusta la idea de "fama", o, al menos no bajo ese aspecto, quizás otro si, :P

Nego!: Si te conté sino que cuando yo hablo, vos estás como Homero Simpson, pensando en quién sabe qué! jajaja. Si me compras un piano de cola, negro y Yamaha, claro que me pongo a practicar de nuevo!! :P

MulDR: ¿Cómo así? ¿qué te trajo a mi blog? Ay las abuelitas, para quienes tenemos la dicha de tenerlas aún con vida o de haberlas conocido, qué lindo es!
Gracias por compartir lo de tu abuelita, es algo muy dulce de tu parte. Espero tenerte de nuevo por acá ;)


Azul cielo: Siii, claro que me pusiera a tocar si tuviera un piano cerca!!. De ley no se olvida, aunque yo apenas recuerdo menos de la mitad, no creo que me cueste volver a intentar alguna vez. Saludos para ti!

Nadia: Siii!!, yo creo lo mismo, ya veremos si el marido cumple la propuesta y el rato menos pensado me sorprende :P

GuAmBrA LoCo: Ohhh!! Linda frase! :D Si, también pensaba que esa podía ser una de las razones x mi gusto de Salsa ;)

Juan Pilas: Si que es caro un piano, aunque yo siempre soñé con tener un piano negro de cola y "de marca", sé perfectamente que eso cuesta un ojo de la cara. Admiraba mucho a Richard Claiderman, la verdad es muy poco que conozco de gente que toque el piano con pasión por verdadera vocación.

MulDR dijo...

La verdad es que normalmente no navego por ahí viendo lo que escribe la gente. Tal vez porque soy un animal de costumbres y suelo visitar los mismos sitios (que por otro lado no son demasiados).

Encontré tu sitio porque acababa de modificar mi perfil y al hacerlo, por confusión, presioné Rayuela (que está en el listado de mis libros favoritos). Tu blog estaba en esa página que se abrió y me gustó lo de hija/-o del eco.

Pensé que sería un blog de relatos o poesía. Pero es mejor que eso. Son retales de vida. Mucho más valioso e interesante. Gracias por compartirlo :)

Un saludo!

Raquel dijo...

Ve la Joha!...
Eso quiere decir que tu próximo objetivo será seguir con las clases de piano y hacer tus propias composiciones?...
Hágale! si recien tienes poquitos años, una carrera hecha, trabajo, un maridazo y muchas ganas... Ya le veo a la Joha tocando el piano... Qué bien!

Lord Croxus dijo...

Qué diré?.................................. me hubiera gustado tener una infancia distinta....... Otra sería la historia.

Kodama San dijo...

MulDR: Oh!, entonces es una buena coincidencia :) Es bueno encontrar a alguien nuevo para leer de vez en cuando!

Raquel: Jajaja!, mhm, no creo que yo llegue a hacer mis propias composiciones, seguramente para eso si necesito estar bien preparada o al menos tener más vocación para el piano :P de todos modos, si me gustaría volver al piano de cuando en vez!

Croxus: Si, lo sé, estoy completamente de acuerdo contigo.

Anónimo dijo...

wowwwww

Eres muy especial!!! razonffff, ahora entiendo la mandarines del que sabemos.
:)

Slds