jueves, marzo 04, 2010

Recordando a mi padre

Conversando con la Raque vía chat del gmail, tocamos el tema de la migración y la familia... entonces me acordé de mi papi y me puse a pensar en tantas cosas que cuando uno las piensa es como que no existen, pero cuando las dices "en voz alta" o las escribes, te das cuenta de que realmente sabes cómo es la cosa...

Cuando mi papi se fue, era algo de no creer, como si de repente las cosas iban a tomar un giro diferente en mi hogar que dejó de ser ese hogar donde me crié, quizás de una forma brusca.

Cuando yo veía en la tv todo ese asunto de la migración y cosas de esas, jamás me imaginé que en mi casa eso fuera a pasar, en mi familia. Claro que nosotros ya quedamos algo "grandes" cuando él se fue, pero desde ese día, acá en casa no es lo mismo.

Cuando yo vengo a Quito, voy "a la casa de mi mami" ya no es la casa de mis papis, aunque claro, obviamente sigue siendo de ellos, pero nada más en papeles...

No es lo mismo cuando llama algunos días por semana solo para saber cómo van las cosas por acá (y es que ¿qué más se puede hacer solo con una llamada telefónica?), por más que se le cuente las cosas, lo que pasa o deja de pasar, él poco puede percibir o sentir tal y como se lo vive.

Claro, yo ya soy "harina de otro costal" desde que me casé; de hecho mi papi ni siquiera conoce a mi esposo :( Bueno, por teléfono les hice que "se conocieran" y si, lo ha visto en fotos; hasta me dijo: "por lo que tu mamá me cuenta, yo sé que tu marido es un tipazo" :D

Fue duro cuando él se fue; yo no me di cuenta de la falta que me hacía, comencé a sentir ese vacío que trataba de llenar con cosas que en la vida me hubiera imaginado ser capaz de hacer... y al final solo terminé siendo más infeliz.

Un día, en Navidad de hace unos tres años atrás ha de ser... llegó una carta suya con una cajita de chocolates para mi mami; en realidad la cartita aquella no era gran cosa, unas palabritas, nos decía que nos quería, etc... pero fue suficiente para ponerme a chillar, y conste que ahí yo era menos chillona de lo que me he vuelto ahora... entonces lo supe: yo extrañaba a mi papá. A mi papi el gritón, el que estaba pendiente de nuestra hora de llegada tanto del colegio como de la universidad, a mi papi que no nos dejaba ver ciertas películas con efectos especiales porque decía que son "fantásticas" y eso no vale. A mi papi que se quedaba hasta la madrugada tratando de entender los ejercicios de matemáticas o geometría que me mandaban y me dejaba hoooras esperando en el estudio, hasta que revisara mi libro, para luego al tratar de explicarme y enojarse un poco por mi falta de entendimiento... (al final me terminaba yendo bien en las pruebas, eso que me iba sin casi haber dormido por la desvelada...) Mi papi que arreglaba bonito mis garabatos cuando yo no sabía dibujar en la escuela, hacía rectitas las líneas y sombreaba con lindos colores las casitas o figuras geométricas. Mi papi que nos llevaba a las canchas de la urbanización en bicicleta y ahí nos tenía dando vueltas y vueltas. O nos hacía jugar al reloj con la pelota de básquet...

Me acuerdo cuando nos peinaba y se demoraba un siglo desenredando el cabello, al final íbamos a la escuela con un cacho más arriba y otro más abajo, o con la cola de caballo bien chueca, y justo ese día ¡zas!, la foto escolar, jajaja.

Hace más de cuatro años, recuerdo haber hecho un viaje solo mi papi y yo. Tuve que ir a Santo Domingo de Los Colorados, porque así lo determinó la empresa donde yo trabajaba; y él, como tiene familia allá, (y de paso para que disque no me vaya con el novio que tenía en ese tiempo, jejeje), me fue llevando en el furgón. Todo el camino fuimos charlando de algunas cosas... que este lugar se llama así, este otro se llama asá, que la pariente fulana de tal vive en tal lugar... en ese tiempo creo que ya él había decidido irse, y me decía algo que no recuerdo más que "vos ya te has de casar" y yo ahí traumada de que me diga semejantes cosas, ni se me cruzaba por la cabeza el ya casarme... Hicimos una parada en una que más que Iglesia parecía capilla, por lo pequeña, algún rato quiero volver para allá... Ya en Sto. Domingo, por Alluriquín visitamos unos parientes que él tiene allá, también quisiera ir a verlos, esas personas son tan buenas!, son humildes, y esa humildad los hace verdaderos humanos, algo que nos falta muchas veces a todos... Siempre recordaré ese viaje...

Hace algunos años, tampoco recuerdo exactamente cuántos, pero lo más probable es que sean más de seis... en un terrenito que tenemos (bueno, tienen mis papis) vía a Pifo o Pintag, algo así, se empezó a quemar toda la yerba y los árboles mientras mi mami hacia fritada en la olla de paila. Porque mi ñaño disque estuvo aburrido y se puso a quemar las yerbas secas, el viento hizo su parte y todito encendido en un dos por tres, tanto así que empezó a pasar a los terrenos de al lado, más era el miedo por la casa de al lado donde habían dos tanques de gas. Todos cojimos las cosas que habíamos llevado y subimos a la camioneta Ford roja del 79. Creo que mi papi nos mandó a llamar a los bomberos y nada que asomaron esos bomberos, pero bueh... nos fuimos a la entrada de los terrenos y esperábamos ahí poder hacer algo, pero mi corazón me decía que tenía que volver, y volví, agarré mi bicicleta y me regresé de nuevo al terreno, no encontraba a mi papi, ¡que angustia!, finalmente bajando a donde estaba el fuego y el humo, ahí estaba él, con las pestañas chamuscadas, la cara roja roja y dale hechando tierra para que el fuego no pase a la casa vecina... le grité que ya saliera que ya era hora de volver, que ya se apagaría el fuego, pero él no quiso salir, me dijo que me fuera que ya saldría un poco más después... Yo me quedé ahí esperando, más arriba, porque me dijo que quedarme ahí era peligroso... Finalmente nos fuimos todos y ese fuego se apagó a los tres días, había quemado algunos terrenos incluso de las montañas de al frente, había cruzado la carretera y quemado otros terrenos de más allá... tenaz. Pero todos salimos bien del lugar, y eso fue lo importante, tampoco hubieron daños materiales por los que lamentar... Mi ñaño se quedó traumado como un mes y lo molestábamos con las propagandas de los bomberos de "no juegues con fuego"... luego ya le pasó y la vez siguiente que fuimos al terreno dale que quería incendiar :S

Extraño a mi papi que asustaba a mis pretendientes, mucho más cuando mi ñaña se casó. Había que traerlos a la casa para que me vieran que salgo con alguien que no parece un malandrín. Les decía "¿cuáles son las intenciones que tiene con mi hija?" y yo ahí con la cara verde sin saber dónde meterme...!!

Extraño a mi papi que como sea hacía para irnos a ver cuando nos quedábamos hasta muy tarde en Quito. Que me llevó la primera vez a los 12 años a conocer Quito, así en buses, tratando de que yo entendiera dónde rayos quedaba el norte, el sur y el centro, (a la cansada caché, jejeje)

Extraño sus almuerzos y desayunos de los domingos! Empezaba el día con leche, huevo tibio, platanito cocinado... ooh, qué delicia!!. Y el almuerzo, sea que hacía la olla de patas, cuellos y cabezas de pollo con arroz y papita, como un estofado (si, yo me como eso!!, creo que a no todos les gusta), o, el arroz con (no sé qué nombre ponerle), pero era zanahoria rallada, haaarta zanahoria, con huevo (como un estofado pero sin carne de nada) y arroz.

Hay tantas cosas que extraño de él... tantas cosas que ya no recuerdo. Yo no sé cómo será acá en casa cuando él vuelva, pero si sé que va a ser difícil que nos adaptemos y él se adapte otra vez. La familia se desmembró, ya no somos los cinco como los dedos de la mano, ya crecimos los hijos y mi madre está sola...

Hoy mi papi cumple años, creo que 61, yo siempre he sido malísima para recordar las edades de las personas una vez que llegan a los 20 así que no es culpa que no sepa qué edad tiene mi papá :( En la mañana lo llamamos por teléfono mi mami y mi ñaño, le toqué la canción de "cumpleaños feliz" con el mini-piano de mi iPhone, por ahí me equivoqué al final ya porque me falló el oído y no había practicado más que cinco minutos, pero bueno, lo importante es la intención :P

¿Cómo pasará sus cumpleaños, navidades y fin de años allá solito?. No queda más que esperar y confiar en que llegue el día en que lo vea volver y pueda abrazarlo y sentir su abrazo y saberlo sano y a salvo. Presentarle a mi esposo, estar segura de que ya no se va a ir de nuevo... quién sabe qué pase luego...

17 comentarios:

Raquel dijo...

Chuta Joha, si que te quedó como testamento, me quedé a medias porque ya me zzzzzzzzzzzzzzz....
Y no porque me aburra, sino porque ya casi es las 2 de la madrugada y me toca levantar a las 7.
Mua!.... ojalá sueñe con diablitos, jijiji
bye

Anónimo dijo...

Hola Kodamita, primero como estas?Te he leido con mucho placer, por momentos me daban ganas de reir,luego de llorar, lo unico que puedo decirte es que para tù padre también significó un sacrificio irse de nuestro pais,y cuando regrese por supuesto al principio les serà"raro" pero los lazos de amor que existe entre uds superaràn todo y las cosas ojalà vuelvan a ser como antes, o casi, casi porque nada se detiene y las cosas cambian y nosotros también, repito me gusto tu relato y todos esos hermosos recuerdos que tienes pasado al lado de tu padre son de una riqueza espiritual inmensa...inmensa. Saludos Virginia

De color azul... dijo...

Hay Kodamita, me has emocionado con este post, madre mía, me has hecho recordar a mi papi, yo también lo extraño, aunque gruñon, bravo, serio, pero era mi papi y lo extraño mucho a veces, por lo menos tú lo volverás a ver en algún momento, tarde o temprano regresará y aunque no vuelvan a ser esa familia de 5, serán una familia de 8 o 9 =D porque está creciendo, incluído Zeuz jiji..

Te quedó muy lindo el post recordando a tú papi, ojalá pudiera escribir algo así, yo me derrumbo, no puedo, y por eso te felicito Kodamita.

Un abrazo.

peperina79 dijo...

Hola Kodamita! la plena me has hecho emocionar con este post...también extraño a mi padre...

Fabián dijo...

Ay caramba. La situación es complicada y yo ni siquiera puedo imaginarme tener que pasar algo así.

Por eso las admiro a tí y a tu mami, son mujeres fuertes y en este momento son también el núcleo de tu familia, las que impiden que se desmembre por completo.

Ya es hora de que tu papi regrese, ya se que no hay trabajo por acá pero aunque sea que vendan el terreno que alguna vez quemó tu ñaño y que se monten un negocito :)

JVV.

Nita- dijo...

:o')

Bello, bello post!
Yo también extraño a mi papi, aunque ya no volverá físicamente. Y él también tuvo que migrar, y lo tuve 5 años lejos. Cuando regresó, fue lo mejor. Aprovechamos para retomar todo el tiempo que no nos vimos y lo disfrutamos bastante.

Espero y tengo fe que entre ustedes pasará lo mismo.

Raquel dijo...

Que ricos desayunos!!!... leche, huevo tibio, platanito cocinado, para que se parezca a los desayunos que yo me pegaba le falta un vasito de jugo de cualquier fruta.. jijijijijijijiji.
Hay mi Jouu... Cuantos recuerdos bonitos tienes de tu papi. Los papis, los papis!. También me hiciste acordar del mío (voy a copiarte el tema).
Qué pasará cuando regrese?... Uf! por lo que me imagino que pase cuando yo regrese va ha ser un poquitin duro pero la tierrita es la tierrita y la familia es un tesoro.
=)

Juan Fernando Pacheco dijo...

En verdad que es un post tan bueno que no tengo palabras.

Creo que a los que hemos leído nos haces pensar en ir y dar un abrazo a nuestros padres quienes al menos aun los tenemos.

Muchas gracias Kodama por compartir con la humanidaa algo tan bonito e intimo como lo has hecho.

Nadia dijo...

Ay Kodama snif snif, la migracion es una cosa dura! sobre todo me imagino que es duro el no saber cuando se va a terminar!!! lindo lo que escribes de tu papi! asi como dice el marido, que regrese pronto...

Gaby dijo...

Son palabras que han salido desde tu corazón, y también las siento como mias. Gracias por compartirlo.

Espero que pronto estén juntos y sientas su abrazo...

Otro abrazote para ti querida Koda.

Gaby.

Eulalia Cornejo dijo...

bella Joy hay tantas formas de irse. Mi padre jamás se ha ido del país y jamás ha estado en mi vida, igual pasó con el padre de mi hijita, lo bello es que al menos tu papi no se haya olvidado de tí. Te abrazo con todo el corazón, perdona estas tontas palabras, solo quería dejarte un abrazo, me ha emocionado mucho leerte.

besos,
lali

Julio Olmedo dijo...

Te vas a sorprender de lo fácil que es adaptarse cuando tu papá regrese, es una bendición realmente tenerlo cerca.

Mis mejores deseos

fgiucich dijo...

Un texto que emociona y mucho. Abrazos.

Lord Croxus dijo...

Pasaba por aquí. Saludos.

Anónimo dijo...

La familia, la sangre... lo demas es vanidad.

Slds

BABICITA dijo...

Mi querida Kodamita me emocionaste mucho con este post, esos recuerdos hacia tu padre guardalos siempre en un pedacito de tu corazón, yo gracias a mi Dios pude disfrutar de mi padre hasta el año pasado a sus 87 años, pero lo extraño tanto, no sabes cuanto....... Saludos.

Kodama San dijo...

GRacias a todos por sus comentarios!!, he andado algo ocupada estos días y no he tenido tiempo de responderles uno por uno. Pero se les agradece un mundo!!