martes, junio 22, 2010

Sin mucha novedad

Increíble que la última vez que escribí fue hace 22 días!!. Tuve días bastante ajetreados desde esa fecha, pero lo logré y volví. Aunque sea solo para reportarme, no necesariamente para contar algo de mucho interés.

Hoy, en el cielo, hay un sol increíble y yo estoy que muero por salir para sentirlo sobre la piel; luego de haber visto llover por varias tardes y días, de haber sentido el frío congelándome los pies y las manos, estoy feliz por este cielo azul.

Da la sensación de que ya comienza el verano, pero no hay que decirlo en voz muy alta porque entonces las nubes se resienten y se juntan y se ponen a llorar y de nuevo se hace el invierno!

El verano me recuerda los arupos de la casa de mi mami, esos juegos con mis hermanos en el jardín, correteando de un lado para el otro... las cogidas, las congeladas, las escondidas... hasta saltar la cuerda con mi papi, o ir en bicicleta por la urbanización... Mi mami siempre nos protegía y no dejaba que saliéramos de la urbanización en la bicicleta, no a la carretera, no al pueblo, solo dentro de la urbanización... en realidad a veces no entiendo ¿de qué le sirvió protegernos tanto, guardarnos tanto en una bolita de cristal? Quizás cuando yo sea madre alguna vez, logre entender cuál es el límite o halle el equilibrio entre la protección y la sobreprotección... quizás los padres protegen a sus hijos para que tengan una infancia feliz, para que en su infancia no se den cuenta de lo duro que puede llegar a ser a veces la vida; pero al final todos vamos creciendo, y tarde o temprano nos vamos a dar cuenta.

Están pintando el edificio donde vivimos, y los chicos-señores están que conversan bien chistoso "y yo ahí con la correa abajo y se mete el marido de la doña, tocó salir corriendo porque el machete me sacó" "la señora si que me disculpe que somos amigos, pero es bien estúpida" "si cuando yo terminé con la Mariana, ahí me la topaba a cada rato, con ese gordo chiquito disque estaba, y que la majaba decían, luego ya le vi preñada" jajajaja.

Me voy, me voy a la ducha!!, hay que aprovechar que ya se fueron de la ventana del baño y no van a estar de curiosos :P

5 comentarios:

Fabian dijo...

Jajajaja, debes estar feliz con ese tipo de conversaciones endulzándote la mañana.

JVV

Chaulafanita dijo...

la otra vez me contaste de los trabajarores esos pero no me contastes de esas conversaciones que oías. Que risa!

jajajajajajaa

sengvou dijo...

Algún día trabajaré desde mi casa, y seré el más curioso (sapo) del barrio.

Kodama San dijo...

Nego feo: si ya se me estaba pegando ese hablado, menos mal que ya se fueron más allá!

Chau: Uuh, son un goce esas conversaciones!!!

Sengvou: Yo solo estoy esperando que me llegue por ahí una nueva adquisición para poder espiar bien a los vecinos, jajaja :P

fernandoylet dijo...

Todo a su tiempo Kodama San; a los pelados hay que limitarlos para que disfruten de su inocencia infantil; ya crecerán y se darán cuenta de las crueldades de la vida.